El Gobierno busca limitar el peso de la UIA y elige otros interlocutores empresarios

Es a raíz de la posición más crítica de la entidad de los industriales. La Casa Rosada organizó un congreso con otras cámaras y dirigentes sindicales. La respuesta de la UIA.
Dólar blue hoy: a cuánto cotiza este miércoles 25 de agosto

Otros tiempos. Daniel Funes de Rioja, Mercedes Marcó del Pont y Miguel Acevedo, en la sede de la UIA, durante la Conferencia Industrial de 2020.
Con trajes de factura impecable, tono diplomático y críticas implacables a la política oficial, el nuevo presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja no “cae bien” en múltiples sectores del oficialismo.

Aún, entre los más moderados como los ministros Matías Kulfas y Claudio Moroni, que suelen frecuentar la tradicional sede de avenida de Mayo de los industriales, como el último jueves. Pero tanto es así que en el Gobierno se dieron una estrategia para diluir la representatividad de la principal entidad empresaria.

De esta manera, la Casa Rosada le está dando alas a entidades que son una cáscara vacía o a cámaras que son a su vez socias de la UIA.

Una política similar se dieron con el campo, cuando Jorge Neme, secretario de Relaciones Internacionales, impulsó desde cancillería la creación del Consejo Agroindustrial que aglutina a todos los eslabones y de paso limita el peso de la Mesa de Enlace como única voz de ese sector productivo.

Otra movida del oficialismo en las entidades empresarias fue el cambio de conducción de CAME, que cobija a nivel nacional a pequeños comercios. CAME reemplazó a Gerardo Díaz Beltrán, ligado a Cambiemos por Alfredo González muy vinculado al gobernador del Chaco, Jorge Capitanich.

Estos lineamientos ya tienen varios kilómetros de recorrido y mañana jueves harán un debut público y muy simbólico en el Museo del Bicentenario.

Del lado de la UIA destacan que no se alejarán de una política de diálogo y a la vez que su voz no se apagará frente a este tipo de intento.

Uno de sus socios alertó: “Los males nunca vienen solos”, dijo temeroso de un avance más directo sobre la entidad.

En el Gobierno lo descartan de plano. Cerca de Kulfas bajan el tono y deslizan que sólo prefieren otros interlocutores.

En lo que se está convirtiendo en un minué, la UIA, que iba a realizar su acto de día del industria en Entre Ríos cambió repentinamente de sede.

La celebración del jueves 2 de septiembre será en Cerámicas Alberdi, la empresa de su tesorero Martín Rapallini, ubicada en José C. Paz. Se ilusionan con mayor poder de convocatoria desde el conurbano.

Entre tanto, mañana en el Museo del Bicentenario y bajo el pomposo nombre de “Congreso de la Producción y el Trabajo”, estarán Kulfas, Moroni, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

De lado empresario y entre los oradores titilan el titular de Toyota, Daniel Herrero; el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y vocero del Consejo Agroindustrial Argentino, José Martins; el titular de la UOM, Antonio Caló; el secretario de SMATA, Ricardo Pignanelli; el secretario General de la UOCRA, Gerardo Martínez; y el presidente de CGERA, que contiene pymes, Marcelo Fernández.

Durante el encuentro se firmará un documento que planteará cómo empezar a salir de la pandemia, la reactivación a corto plazo y un punteo de con planteos productivos de distintos sectores como el automotriz, la industria metalmecánica y la textil, entre otras.

Fuente:Clarín


Untitled Document


Más Noticias



Untitled Document