El Gobierno de la Provincia multó a Rappi por más de $ 16 millones y la Justicia le dio la razón

Un Tribunal platense rechazó un recurso de la firma. La sanción es por no reconocer a los repartidores como empleados.

La Justicia platense avaló este miércoles la multa de más de 16 millones de pesos que el Gobierno bonaerense le aplicó a la empresa Rappi por tener relaciones laborales encubiertas e irregularidades en la contratación de su personal.

El revés para la firma de delivery llegó luego de que el Tribunal de Trabajo Nº 2 del Departamento Judicial La Plata —que integran los jueces Juan Ignacio Orsini, Julio César Elorriaga y Carlos Mariano Núñez— rechazara un recurso interpuesto por la empresa, informó una fuente judicial.

De esa manera, los jueces confirmaron la multa de más de 16 millones de pesos aplicada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires a la firma Rappi Argentina.

La titular de esa cartera bonaerense, Mara Ruiz Malec, consideró que el hecho de que la Justicia haya avalado la multa constituye "una oportunidad para regularizar esta actividad y que más trabajadores puedan incorporarse al mundo de los derechos".

En ese marco, Ruiz Malec afirmó que las empresas de reparto hablan de trabajo independiente, pero "uno ve todo lo contrario". Y graficó que sus empleados "pueden ser cancelados, no deciden lo que cobran y pueden ser expulsados".

"Se dan todos los lineamientos de una relación de dependencia y siguen diciendo que son colaboradores", dijo la funcionaria.

Según las actas labradas el año pasado por la cartera de Trabajo, la empresa incumplió varias normas laborales en la relación de empleo con sus repartidores, entre las que se encontraban la no exhibición de recibos de pagos de haberes.

En el fallo, los jueces desestimaron el planteo de incompetencia territorial introducido por la empresa y rechazaron la petición tendiente a declarar la inconstitucionalidad de la norma que impone el pago previo de la multa aplicada.

"El Tribunal 2 y el Tribunal 4 se han expedido ya a favor del Ministerio de Trabajo y han dado cuenta de una relación laboral no cubierta", remarcó la ministra, y planteó que "de las empresas de plataforma, esta es la más evidente en la que hay una relación de dependencia".

Ruiz Malec sostuvo también que "no existe el cuentapropismo de la aplicación de delivery como se puede pensar en una plataforma de profesionales, acá dependen claramente de la plataforma".

"Son empresas que lograron hacer escala de una tarea muy atomizada, y eso nos debe permitir regularizar la actividad, no precarizarla. No queremos que a ninguna firma le vaya mal. Encontraron una forma de hacer escala en esto, y eso debería permitirnos avanzar en la formalización de los trabajadores", remarcó la funcionaria.

Por último, la ministra de Axel Kicillof se mostró confiada en que este fallo "pueda dar pie para que haya una conversación entre la empresa y los trabajadores y poner eso en orden".

Comunicado de Rappi
A través de un comunicado, la empresa multada se defendió y afirmó que "la Ley de Contrato de Trabajo N 20.744, que data de 1974, no contempla las particularidades de las nuevas actividades económicas que en la gran mayoría de los países a nivel mundial hoy son posibles y funcionan gracias a la tecnología".

"Todos los repartidores que se conectan a través de la aplicación realizan su actividad de forma independiente y como tal, eligen con total libertad en qué momento conectarse, dónde hacerlo y la cantidad de pedidos que desean entregar", resalta en su descargo la empresa.

También afirman que "el 86% de los repartidores cuenta con una fuente de ingresos adicional y/o utiliza Rappi como una actividad temporaria, y en promedio un repartidor se conecta 20 horas o menos por semana a la aplicación".

"Al ser independientes, pueden aceptar o rechazar pedidos sin ningún tipo de restricción o sanción, y al conectarse, cuentan automáticamente con un seguro gratuito, que les ofrece cobertura en caso de tener un accidente", explicaron.

Por último, pidieron una reunión con el Gobierno: "Destacamos la necesidad de avanzar en regulaciones modernas que contemplen la actividad, para no limitar la libertad de las personas que generan ingresos extras en su tiempo libre, los que en contextos delicados como los que atraviesa el país se vuelven fundamentales para el sostenimiento de la economía de más de 23.000 de familias argentinas".

El caso de Glovo
Una decisión similar a la tomada ahora contra Rappi adoptó a principio de mes el Tribunal del Trabajo N°4 de La Plata, que confirmó una multa de $ 6.318.000 contra la empresa Glovo por infracciones cometidas en 2020 y constatadas por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

La sanciones habían sido labradas en diversos procedimientos llevados a cabo en las ciudades de La Plata, Quilmes, Martínez, Vicente López, San Isidro, Avellaneda, Lanús, Ramos Mejía, Lomas de Zamora y Banfield.

Según las actas de la cartera laboral, avaladas por la Justicia, Kadabra SAS, bajo el nombre de fantasía o marca Glovo y mediante el uso de una plataforma digital "resulta ser empleadora, en el marco de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), de trabajadores respecto de los cuales no cumple con la normativa específica".




Fuente: Clarín


Untitled Document


Más Noticias



Untitled Document